Cartel Templum LibriImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoCartel Templum LibriTemplum Libri muestra la grandeza de loslibros más bellos de la Historia, que hasta hace muy poco tiempo hanpermanecido ocultos y custodiados en colecciones privadas, bibliotecas,universidades, monasterios y museos. Creados para el uso restringido, primerode la iglesia y realeza, y después, de la nobleza y burguesía, se convirtieronen difusores de la fe y del conocimiento y en objetos de poder, de prestigiosocial y de goce y disfrute de sus poderosos propietarios.

Loslibros expuestos ocupan dos de las salas del Palacio Nuevo de la fortaleza dePonferrada, mandado construir por D. Pedro Álvarez Osorio, Conde de Lemos, amediados del XV y que recientemente han sido restauradas y reconstruidas. En laprimera de ellas se encuentran códices y manuscritos de temática religiosa,mientras que en la segunda, dedicada a las Ciencias y Humanidades, se exponenmanuscritos iluminados, libros impresos ilustrados y de autor, que responden acontenidos de carácter científico, humanístico, artístico y literario.

El centenar de piezas que semuestran en la Exposición forman parte de la Colección - una de las mejores delmundo en su género - que el granbibliófilo berciano D. Antonio Ovalle García ha cedido al Ayuntamiento de laciudad de Ponferrada de forma desinteresada, y que con el resto de la Colección,depositada en la "Biblioteca Templaria yCentro de Estudios Históricos", convertirán a la vieja fortaleza en el Castillo de los Libros: un lugar delectura, exposición, investigación y disfrute.

LaColección en su conjunto, al igual que la Exposición, está formada porediciones facsímiles de los mejores códices que se copiaron y miniaron en losprincipales talleres europeos, tanto monásticos como laicos, así como porsorprendentes libros de autor. Todos los ejemplares de la muestra, y muyespecialmente las ediciones de facsímiles, ponen al alcance de todos la riquezaque hasta ese momento solamente muy pocos habían podido disfrutar, permitiendoque los amantes del libro y del arte que lo deseen puedan recrearse en subelleza, ya que como señala el Dr. Manfred Kramer "cada folio de un manuscrito miniado equivale a la visita de una ampliagalería de arte medieval".