Ponferrada, 19 de febrero de 2024

01 portadillaImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto01 portadillaEste fin de semana tuvieron lugar dos actividades de divulgación y difusión del Proyecto Anillo Verde de Ponferrada (AVP), esta vez, en torno a las especies exóticas invasoras. La introducción, voluntaria o accidental, de especies provenientes de otras regiones, está dentro de las principales causas de la gran extinción global que estamos viviendo. Por eso, dentro de un proyecto de renaturalización y mejora del medio natural como es el AVP, la eliminación y control de invasoras vegetales, es vital.

El viernes hubo una charla en el salón de actos de la UNED, en el que intervinieron Roberto Arias Fernández, Coordinador Técnico del AVP, y Celia Prieto Inyesto, estudiante de Ingeniería Forestal y del Medio Natural. Como siempre, hubo una presentación del proyecto, y se hizo un repaso general sobre las principales especies exóticas invasoras en Ponferrada. De animales, contamos con la presencia de visón americano, lucio europeo, cangrejo señal, black bass, galápago de Florida, carpa común y avispa asiática. En cuanto a las vegetales están la caña común, el arbusto de las mariposas, la acacia de tres espinas, la viña del Tíbet, dondiego de noche, falsa acacia y el plumero de la Pampa. Sin duda, la mimosa (Acacia dealbata), y especialmente el Ailanto (Ailanthus altissima) son las más problemáticas porque son las tienen mayor presencia y son el objetivo de los trabajos del AVP. Estas especies con una gran capacidad de rebrote y éxito de germinación por semillas; a través de canales, ríos, vías de tren y carreteras encuentran sus elementos de dispersión.

El sábado a las 10:30, frente a la cafetería del Museo de la Energía de Ponferrada, tuvo lugar una jornada de eliminación de invasoras y plantación de árboles autóctonos. La tarea para los voluntarios y el personal del AVP consistió en eliminar los rebrotes (varas de hasta 1 metro de altura), raíces y tocones vivos del antiguo rodal de ailanto que había por esa zona cercana al río. Una tarea necesaria ya que hasta que no se ha retirado toda la raíz capaz de emitir nuevos rebrotes, o hasta que la misma vaya perdiendo fuerza con la eliminación progresiva de los chupones, no se da el problema por finalizado. Paralelamente, se puso planta autóctona para que colonicen estos nuevos espacios y dentro de unos años contemos con un rico y diverso bosque. En concreto, a lo largo de las 2 horas y media de trabajo, se pusieron 24 alcornoques, 17 encinas y 11 alisos. El voluntariado finalizó con un picoteo para los asistentes.

El Anillo Verde de Ponferrada es un proyecto de renaturalización de la ciudad cofinanciado por la Fundación Biodiversidad y el Ayuntamiento de Ponferrada y ejecutado por el propio Ayuntamiento y la Fundación Naturaleza y Hombre en el Marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Unión Europea a través de los fondos NextGenerationEU.