Ponferrada 6 de mayo de 2020.

El alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón , participó hoy en la reunión de la comisión de Medio Ambiente, de la que es vocal.

Videoconferencia-FEMP-(7)pImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoVideoconferencia-FEMP-(7)pEl alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, participó hoy en la reunión de la Comisión de Medio Ambiente de la Federación Española de Municipios y Provincias, FEMP, organización en la que es vocal y en la que se dio cuenta de las actuaciones realizadas y futuras para luchar contra la pandemia del COVID 19 y sus consecuencias.

Entre las actuaciones realizadas destacan la elaboración de instrucciones, estrategias y recomendaciones en materia de gestión de residuos, procedimiento de limpiza viaria, prohibición de corte de suministro de agua, información sobre animales de compañía y alimentación de colonias felinas, tratamiento y traslado de cadáveres y cuestiones relativas a velatorios, entierros y ceremonias religiosas.

Por lo que se refiere a las actuaciones futuras, la Comisión de Meio Ambiente de la FEMP señaló en primer lugar la necesidad de, una vez finalizado el periodo de confinamiento y atendiendo siempre a las competencias de las entidades locales, abordar estrategias de reconstrucción en todos los ámbitos, que habrán de ponerse en marcha de forma urgente y que deben acompañarse de una financiación suficiente.

Las propuestas y medidas a adoptar se sustentan en cinco premisas fundamentales:

  • Identificar medidas de reactivación económica intensivas en mano de obra para apalancar la generación de empleo.
  • Las medidas de reactivación económica deben consistir en prestación de servicios y producción de bienes nacionales.
  • Las medidas relativas a la compra de bienes y tecnología muy probablemente generarán empleo fuera del ámbito territorial de la entidad local que las ponga en marcha, mientras que las medidas de obra pública generarán empleo local.

Bajo estas premisas, en materia de medio ambiente urbano se plantea actuar principalmente en parques y jardines públicos, gestión de los residuos sólidos urbanos y protección contra la contaminación acústica, lumínica y atmosférica en las zonas urbanas, y en biodiversidad y medio natural, con propuestas como elaboración y revisión de protocolos y planes de limpieza viaria, adaptación al cambio climático y calidad del aire, impulso del uso de energías renovables, así como el autoconsumo, evitando la fuerte dependencia actual de suministro por parte de otros países.

También ser abordará la elaboración y puesta en marcha de planes de empleo para la construcción de instalaciones para el tratamiento de la materia orgánica de residuos en ciudades, para la plantación y cuidado de árboles y plantas en las ciudades y espacios periurbanos y desarrollo de infraestructura verde para evitar el calentamiento de las ciudades, de limpieza de bosques y montes para la prevención de incendios, para la implantación de parques de energía fotovoltaica en zonas rurales y para la limpieza de cauces y riberas de ríos para evitar inundaciones.

En materia de abastecimiento de agua potable y tratamiento de aguas residuales las propuestas de la Comisión pasan por el fomento y la puesta en marcha de mecanismos de acción social como herramientas administrativas municipales que ofrezcan condiciones especiales más favorables a determinados hogares con dificultades para poder acceder al pago de los servicios de agua (abastecimiento y saneamiento), en forma de bonificación de tarifas y fondos de solidaridad. En este mismo apartado, la Comisión propone a las entidades locales la ejecución de obras de mejora de la red de distribución de agua potable, obras de construcción de depuradoras de bajo impacto y mantenimiento, utilizando soluciones basadas en la naturaleza, así como un plan de empleo para la limpieza y mantenimiento de riberas de ríos a su paso por ciudades y pueblos.

Por último, en materia de funcionamiento general de las entidades locales, la Comisión propone inversiones en recursos tecnológicos para facilitar el teletrabajo, la compra de materiales de equipos de protección individual y de suministros para los trabajadores de servicios esenciales, tanto los operativos como los administrativos, con el fin de mantener una reserva estratégica de estos productos, y, finalmente, también se propone la modernización de las plantillas municipales, de sus métodos de trabajo, creación de plazas y aumento de las ofertas de empleo para las nuevas demandas municipales, tales como técnicos en nuevas tecnologías, en energía, medio ambiente, salud pública, servicios sociales, etc.