Ponferrada, 8 de agosto de 2022.-Parque del TempleImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoParque del Temple

El concejal de Sostenibilidad Medioambiental del Ayuntamiento de Ponferrada, Pedro F. Robles, anunció hoy importantes actuaciones para mejorar la transitabilidad y garantizar la seguridad de las personas que utilizan el parque del Temple.

El concejal, que compareció hoy in situ junto al jefe del Servicio de Parques y Jardines de Ponferrada, Roberto Canedo, aseguró que el avance del estudio sobre el arbolado de los parques públicos de Ponferrada se desprende la urgencia de proceder al apeo de un total de 24 árboles, casi todos pinos, que en su mayoría están demasiado juntos, y un castaño, que no tienen ninguna viabilidad de sobrevivir y constituyen un grave riesgo para las personas usuarias del parque, razón por la cual anunció que "hoy mismo iniciamos el apeo de aquellos árboles que presentan un riesgo inminente, mucha peligrosidad y que no tienen remedio y no se pueden adoptar medidas como las que se han adoptado en otros ejemplares que sí se pueden salvar". Se trata de minimizar el riesgo de caída de árboles y ramas en el espacio que va a ocupar la Ciudad Mágica, que se celebra a finales de este mes, poco antes de La Encina, y que reúne diariamente a miles de personas de todas las edades en el parque del Temple.

En cualquier caso, el concejal hizo hincapié en que el riesgo cero no existe, pero sí existe el compromiso de prevenir en lo posible este tipo de accidentes, cuya probabilidad se multiplicaría sin no se toma ninguna medida, cuando se trata de árboles inestables que constituyen un peligro cierto y serio.

Nos preocupa de la seguridad, especialmente de la zona donde se va a celebrar el evento de Cima, porque hace dos años hubo algún desprendimiento de ramas durante dicho evento, por lo que mucho más allá de la popularidad o no popularidad de las medidas, creo que el ejercicio de responsabilidad por parte del equipo de gobierno es ver cómo está la situación y tomar las medidas que haya que tomar, porque la seguridad de las personas es lo que debe primar. En ese sentido, recordó que no hace mucho cayó en otra zona del parque un árbol de gran tamaño, pese a que ya se habían cortado algunos ejemplares dañados que presentaban gran peligrosidad.

De forma paralela, se va a mejorar la transitabilidad del parque del Temple, actuando en un itinerario de paseo, en una longitud de 600 metros lineales, con dos accesos desde la avenida de Portugal y otras dos desde la avenida del Ferrocarril. En ese trazado se va a realizar un tratamiento que permita el drenaje, que no dañe los árboles, y que conlleve también un tratamiento bituminoso superficial de unos cinco centímetros de grosor, para que durante los días de lluvia y de invierno se pueda pasear por el parque sin necesidad de sortear las zonas encharcadas o embarradas.

Plantación de nuevas especies

El jefe del Servicio de Parques y Jardines, Roberto Canedo, apunto que ya se están estudiando las especies y ejemplares que se van a plantar en sustitución de los árboles apeados. En todo caso, aseguró que se van a elegir árboles frondosos, de diferentes especies y alturas, para minimizar los efectos del viento. En ningún caso se van a elegir coníferas, tipo pino o abeto, debido a que las coníferas ya constituyen el 90% del arbolado actual del parque y en el caso hipotético de una plaga, quedaría en riesgo la práctica totalidad del parque del Temple, uno de los emblemas de Ponferrada.