Ponferrada, 9 de noviembre de 2022.

El Ayuntamiento de Ponferrada contará en 2023 con una dotación de 850.000 euros para decidir de manera directa a qué se destina una parte del presupuesto municipal

Deberán referirse a materias de gasto de bienes corrientes y servicios, además de inversiones reales, y siempre que su ejecución no se extienda durante más de dos años

Luisa_RP_pImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoLuisa_RP_pEl Ayuntamiento de Ponferrada, a través de la Concejalía de Participación Ciudadana, ha abierto este miércoles 9 de noviembre el periodo para que los vecinos y las vecinas presenten sus propuestas dentro de los presupuestos participativos de 2023, que prevén una dotación de 850.000 euros, lo que les permitirá decidir de manera directa a qué se destina una parte del presupuesto municipal con el fin de "mejorar nuestro entorno y cuidar de sus habitantes". Para ello, ya se puede acceder a este enlace de la web municipal: https://participa.ponferrada.org/Este enlace se abrirá en una ventana nueva.

La responsable del área María Luisa Varela ha presentado hoy esta nueva convocatoria y ha destacado que durante todo esta primera fase, que se prolongará hasta el 9 de diciembre, "la gente plantea, apoya y vota proyectos, y los más votados pasan a financiarse con el dinero procedente de las arcas municipales". Así, las personas registradas en la mencionada web pueden presentar proyectos "en materia de gasto de bienes corrientes y servicios, además de inversiones reales, y siempre que su ejecución no se extienda durante más de dos años", detalló.

Durante una comparecencia ante los medios de comunicación, la concejala de Podemos adelantó además que dichas propuestas ciudadanas pueden referirse a toda la ciudad, es decir, a proyectos de gasto de gran envergadura o que afecten a gran parte de los habitantes de Ponferrada, o bien para cada uno de los 34 pueblos y barrios del municipio".

De esta forma, entre diciembre de 2022 y enero de 2023, los proponentes tienen que recabar apoyos, a modo de fase de preselección, para priorizar así los proyectos que pasarán a la votación final que revisará el personal técnico municipal. Luego los más apoyados pasan a la fase final de votación tras un estudio de viabilidad y tasación. Entre febrero y abril de 2023, los servicios técnicos del Consistorio evaluarán los proyectos por orden de más a menos apoyados y comprueban que son viables. Finalmente, en mayo de 2023, toda la ciudadanía podrá votar los proyectos que más le interesan.

De momento, todas las propuestas que lleguen ahora a través de Participa Ponferrada deben realizarse individualmente, aunque también pueden presentarse de manera colectiva en representación de alguna entidad o grupo de interés. En este caso, deberá designarse una persona física a efectos de hacer posibles las comunicaciones entre Ayuntamiento y la persona proponente, "y debiendo estar la entidad o grupo de interés vinculada a la ciudad de Ponferrada".

Así, Varela explicó que serán válidos y admisibles, por ejemplo, las propuestas referidas a servicios o trabajos que puedan ponerse en marcha por los servicios municipales o por terceros (desarrollo de talleres y cursos, realización de estudios, cualquier actuación que no esté ya contemplada en los presupuestos de los distintos servicios municipales); y, en segundo lugar, todo aquello que el Ayuntamiento pueda construir o adquirir y su ejecución no sea superior a dos ejercicios presupuestarios (creación y reforma de infraestructuras: urbanización, viales, pasos a distinto nivel, señalización vial, mobiliario urbano, alumbrado, parques, zonas ajardinadas, árboles y jardineras o fuentes; y reposición de infraestructuras: adecuación de solares, remodelación de viales y de su señalización, reforma de alumbrado, remodelación de parques, zonas verdes, reforma de fuentes y estanques, o aplicaciones informáticas.

Eso sí, según explicó Varela, quedarán excluidos los que se refieran a cuestiones que no sean competencia del Ayuntamiento de Ponferrada, o que tengan carácter nominativo, obedezcan a intereses particulares o generen beneficios directos económicos o de otra índole, ajenos al interés público. Además, los que tengan un coste superior al previsto para cada uno de los ámbitos territoriales, sean contrarios al ordenamiento jurídico, hayan sido declarados inviables en convocatorias previas sin que las circunstancias hayan variado, o finalmente que incumplan cualquier otra condición prevista en estas directrices o en la correspondiente convocatoria.

Si hasta el 9 de diciembre hubiera proyectos similares entre sí, el Ayuntamiento se reserva la posibilidad de agrupar los proyectos, comunicando este hecho a los proponentes. Igualmente sucederá durante la fase de análisis de evaluación o de viabilidad del proyecto, explicó la edil morada.