Creada en un principio como trabajo de calle, la coreógrafía de Alicia Soto fue creciendo y tomando nueva forma para ser presentada en sala. Bloque C se ha convertdo así en una agradable metáfora en la que a través de la danza y del miviento se retrata la lucha por los sueños, a veces sólo explicables desde el interior pero que llevan al ser humanano a una eterna búsqueda.