3 de marzo de 2010

El viejo cuartel de la Guardia Civil de Ponferrada, situado en la glorieta de la pizarra, será derribado en los próximos días, según declaró el alcalde, Carlos López Riesco, en la mañana de hoy. Tras la valoración de los técnicos se ha optado por su derribo total ya que al quedar una zona de la techumbre al descubierto, "la degradación se acelerará con las lluvias", dijo el alcalde, por lo que no habrá esperas para que también se pueda reabrir al tráfico la calle Camino de Santiago, cortada desde el sábado por el desprendimiento de un peto del tejado del edificio provocado por el fuente viento que hizo efecto vela sobre unas antenas mal instaladas.

El coste del derribo rondará los 80.000 euros.

El cuartel de la Guardia Civil pasó a ser propiedad municipal hace tres meses cuando finalmente se rubricó el acuerdo con el Estado.