Ayuntamiento de Ponferrada

Ponferrada.org
versión móvil

Rehabilitación y puesta en uso

1.- Leer el Castillo. Análisis de los restos conservados

Miguel E. Gil El castillo, tal y como ha llegado hasta nosotros, es el resultado de un proceso que se prolongó durante varios siglos.

Cada nuevo ocupante partía de lo que hallaba y realizaba los trabajos de forma y ampliación necesarios para adaptarlo a sus necesidades, y lo hacía siguiendo las técnicas constructivas y los gustos de la época.

La intervención que ahora afrontamos no deja de ser, en definitiva, un capítulo más de esa historia.

Se trata, además, de que sea una intervención fiel al propio castillo, que no plantee usos, recorridos o distribuciones que vayan en contra de los que tuvo en su día.

El primer paso dado ha consistido en una lectura atenta de los restos conservados, buscando la mayor cantidad posible de información sobre huecos, cubiertas, forjados, viguería, etc.

2.- Los castillos tenían tejados. Recuperación de volúmenes y cubiertas

Miguel E. Gil La idea de un castillo dotado de cubiertas puede resultar sorprendente en un principio. Esto se debe, sin duda, a que asimilamos estas construcciones a la visión románica de la ruina.

Lo cierto, en cambio, es que existen numerosos ejemplos de castillos con tejados diseminados por el norte de la Península (Galicia, Castilla y León, País Vasco...), precisamente allí donde más llueve. Y el castillo de Ponferrada no era una excepción.

Sabemos por los documentos históricos que el castillo disponía de cubiertas y que éstas se hallaban no sólo en edificios, sino también en las torres.

Si nosotros lo hemos conocido siempre sin ellas es, precisamente, por su estado de ruina. Su recuperación ahora constituye uno de los aspectos más importantes y, sin duda, más llamativos de este proyecto.


 3.-El castillo que veremos. Imagen interior y materiales

Miguel E. Gil

Los documentos históricos nos proporcionan datos de gran valor sobre la arquitectura original del castillo y sobre los materiales utilizados, lo que nos permite evitar aquellas decisiones que puedan "traicionar" al edificio original o que hagan del castillo un elemento extraño en el entorno.

La nueva imagen interior del castillo vendrá marcada, en este sentido, por dos elementos principales y que están estrechamente ligados a la arquitectura popular berciana:

- La recuperación de las galerías de madera, tanto en los accesos como en forma de miradores.

- La elección de la pizarra para cubiertas ya que, aunque hay constancia de que las originales eran de teja, se considera prioritario evitar que la nueva imagen del castillo contraste con su entorno -el casco antiguo-, donde los tejados de pizarra son prácticamente únicos.


4.- El castillo, de nuevo habilitado. Distribución de usos y plantas.   

El objetivo último del proyecto es que el castillo vuelva a albergar vida interior, con actividades culturales, educativas y de ocio:

Miguel E. Gil. Zona palacial: Actividades de estudio en la biblioteca y centro de documentación; actividades culturales en el museo y sala de conferencias; actividades institucionales de la ciudad en la sala de recepción y espacios para el ocio y descanso del visitante, en el restaurante y cafetería. 

Torres (Malvecino, Moclín, Malpica and Cabrera): Con los medios audiovisuales más modernos, los colegios realizarán visitas pedagógicas; el visitante hará un recorrido por el pasado y presente del castillo, concederá las costumbres y los sistemas defensivos de la Edad Media.

Interior de la fortaleza: Se mantienen las zonas arqueológicas para su estudio en campos de trabajo.


 

© 2011 Ayto. Ponferrada