Ayuntamiento de Ponferrada

Ponferrada.org
versión móvil

Los mejores vinos del noroeste

Los mejores vinos del Noroeste

Los vinos gallegos copan la mayor parte de los premios en blancos y los castellanos y leoneses en tintos.

Se repartieron 22 medallas de oro para los mejores vinos del Noroeste, un concurso patrocinado por el Ayuntamiento de Ponferrada, Caja Duero y la Diputación de León

Los catadores tuvieron que seleccionar los mejores de 341 vinos.

Los premios se entregaron en una Cena de Gala en el Castillo de los Templarios, la primera en 500 años gracias a la restauración del edificio

En la noche del viernes 6 de junio tuvo lugar la entrega de premios del Segundo Concurso de los Vinos del Noroeste que organiza el Ayuntamiento de Ponferrada con el patrocinio de la Diputación de León y Caja Duero.

En una cena de gala celebrada en el Castillo de los Templarios, la primera de este tipo tras las obras de restauración del monumento, se entregaron las 22 Medallas de Oro a otros tantos vinos ganadores al tiempo que se dio la relación de los vinos que obtuvieron mención de honor al llegar a la final en las diferentes categorías.

Al certamen concurrieron 341 muestras, casi un 20% más que en la anterior edición, de casi 200 bodegas de Castilla y León, Galicia, Norte de Portugal y Asturias.

El 30,1% de las muestras provinieron de la comarca del Bierzo, siendo la que más aportó al concurso. A continuación fue la de Ribera del Duero, con el 16%, Valdeorras el 6,6%, Tierra de León 6,3%, Rías Baixas 6%, Ribeiro 5,7%, siendo el resto de Rueda, Toro, Ribeira Sacra, Cangas, Arribes, Arlanza, Vinos Verdes y Douro de Portugal.

El panel de cata estuvo formado por 41 catadores entre periodistas y críticos especializados como José Peñín, Andrés Proensa, Fernando Lázaro, Bartolomé Sánchez, Pepe Iglesias, José Luis Casado, Javier Bermúdez, Rafael Blanco, o el director de la SEVI, Salvador Manjón. También técnicos de las marcas de calidad del ámbito del concurso y representantes de asociaciones de sumilleres de Galicia, Asturias, Valladolis y Portugal. El comisario del concurso fue el crítico vinícola Enrique Calduch.

En total se han repartido 22 premios, tres medallas de oro por cada una de las siete categorías que conformaban el certamen, más una del Premio Especial del Centenario al mejor mencía joven (Palacio de Canedo, de Prada a Tope).

Por denominaciones de origen la del Bierzo ha sido la más laureada con 10 oros, después Ribeiro con 3 oros, Ribera del Duero y Rías Baixas con 2 y con un oro Toro, Rueda, Tierra de León, Valdeorras y Monterrei. Si valoramos por comunidad autónoma, Galicia obtuvo 7 premios, de los cuales cinco son blancos (casi pleno, sólo se les escapó uno que fue a Rueda en estas categorías) y Castilla y León el resto. Portugal obtuvo una mención de honor en Blancos con Quinta do Toutical, de Vinhos Verdes.

Los rosados quedaron todos en León, con dos Bierzo y un Tierra de León, así como los tintos del año. La categoría de variedad mencía se quedó en las riberas del Sil, ya que dos oros fueron para vinos bercianos y uno para un Valdedorras (Lagar do Cigur, de Adegas Melillas). A estos hay que añadir el mejor de los mencías del Bierzo, que tuvo su medalla de oro y el Premio Especial del Centenario, Palacio de Canedo de Prada a Tope.

En cuanto a los tintos con madera, este año se dividió en dos categorías diferentes, de 2005 y 2006 por un lado, y de 2004 hacia atrás por otro debido a que es la categoría que más vinos recibe y en la que son más heterogéneos (desde jóvenes roble hasta grandes reservas).

La mencía del Bierzo se llevó los 2 oros en los vinos de madera más jóvenes, todos de las cosechas de 2005 y 2006, mientras que en la categoría reina, la de los tintos con de 2004 o de años anteriores, los Ribera se llevaron dos galardones por uno Toro. En este caso, los finalistas, que obtienen Mención de Honor, son todos de Castilla y León: Durius de Hacienda Durius Valle del Duero, de Arribes; Sel de su Merced de Viñedos del Ternero, Rioja pero castellano porque la bodega y los viñedos están en la provincia de Burgos; Comenge de Comenge Bode, de Ribera, y Peique Selección Familiar de Bodega Peique de Bierzo.

Castilla y León, en tintos

Los vinos de Castilla y León consiguieron, además de los Bierzo, dos oros para Ribera del Duero en la categoría reina de tintos con barrica de cosechas anteriores a 2004 (Vizcarra Torralvo, de Bodegas Vizcarra, y Don Miguel Comenge, de Comenge Bodegas y Viñedos) más un Toro, el Libranza de Bodega y Pagos Matarredonda.

En la categoría de blancos ganó un oro con la máxima puntuación del grupo el Vega de la Reina Sauvignon Blanc de la bodega del mismo nombre. El palmarés de la región se completa con la medalla de un prieto picudo de Tierra de León, el Charco Las Ánimas-CLAN de Bodegas Los Oteros.

En cuanto a menciones de honor hay que destacar que en la categoría reina la región acaparó la final con Durios Natural Reserva de Hacienda Durius de Arribes, Comenge de Ribera y Sel de Su Merced de Rioja (pero la bodega y viñedos están en Miranda de Ebro, Burgos) y un Bierzo, Peique Selección Familiar.

En los tintos con madera de 2005 o posteriores fueron finalistas Vizcarra, Pradorrey Roble, Señorío de Nava (Ribera), César Príncipe (Cigales), Viñadecanes Tres Racimos y Bembibre Bierzo) y Marqués de Peñamonte (Toro).

Un Cigales, Gran Solar de Laguna, quedó finalista en rosados junto a otro prieto picudo de Tierra de León, Preto, y el joven Ribera Bade Numen hizo lo propio en tintos jóvenes.

Galicia arrasa en blancos

Los vinos gallegos fueron claros triunfadores en las variedades blancas, especialmente la zona del Ribeiro que se llevó la mitad de los oros. En blancos del año con Beade Primacía, de Bodegas A Portela, y en blancos con barrica Sameiras 1040 de Antonio Cajide Gulín y Cuñas Davia Barrica de Adegas Valdavia.

Rías Baixas llevó los otros dos oros para Galicia con una bodega como Adegas Galegas que con su Don Pedro de Soutomaior Neve Carbónica triunfó en blancos y con su hermano Don Pedro de Soutomaior Tempo hizo lo propio en blancos de Barrica.

En cuanto a las menciones de honor, en blancos hubo cinco finalistas más como Terras de Lantaño, Don Pedro de Soutomaior (ambos de Rías Baixas), Sameiras y Mais de Cunqueiro (Ribeiro) y Quinta Das Tapias (Monterrei).

Los vinos orensanos también triunfaron en los tintos jóvenes. El que se impuso en tinto joven del Noroeste fue Castro Lobarzán, de Monterrei, mientras que Lagar do Cigur, de Adegas Melillas de Valdedorras, triunfó en la categoría de tintos jóvenes monovarietales de mencía

El Bierzo sigue creciendo

Los vinos del Bierzo se han comportado especialmente bien a tenor de los resultados. Si en la anterior ocasión fueron 3 los Bierzo que consiguieron medalla, esta vez fueron 10. Dominaron en la categoría de mencías jóvenes, con pleno de tres medallas para Palacio de Canedo, Luna Beberide (que obtuvo el mismo galardón el año pasado) y De 2, de Ada Prada.

Otro pleno lo obtuvieron en los vinos tintos envejecidos en barrica de las cosechas 2005 y 2006. Aquí dos premios fueron para la Bodega Casar de Burbia con el vino del mismo nombre y el Tebaida, y el tercero fue para Cabildo de Salas.

Los otros cuatro oros se reparten en los tintos del año, con Castro Bergidum, de Agribergidum de Pieros, y Tenoira, de Tenoira Galloso de Villafranca, y con dos rosados, Viña Migarrón de la Bodega Bernardo Álvarez y Castro Bérgidum también de Agribergidum. Esta bodega, junto con Casar de Burbia, son las únicas que tienen dos oros en El Bierzo.

Hay que resaltar que en la anterior edición los Bierzo no asomaron entre los premiados de tintos jóvenes ni en rosados, y también hay que destacar que el otro rosado premiado está elaborado por Raúl Pérez para la bodega hermana de Tilenus en Tierra de León, Los Oteros, bajo el nombre de Charco de las Ánimas-CLAN.

Donde no hubo suerte para los vinos bercianos fue en blancos. Apenas dos menciones de honor en blancos con Campo Redondo, de Migarrón y Odorus, de Agribergidum, y en blancos con barrica el Abad Dom Bueno barrica, de Bodega del Abad, los tres de godello. Pero todos se vieron superados por los Ribeiros, Rueda y Rías Baixas.

También merece una valoración que los Bierzo lograran todos los premios en envejecimientos de poca duración y quedaran fuera del palmarés con los envejecidos de 2004 o más viejos, donde sólo hubo una mención de honor para el Peique Selección Familiar.

El éxito de los vinos del Bierzo coincide con la "lluvia" de puntos Párker que recientemente ha empujado más arriba a los vinos del Bierzo.

Ayuntamiento de Ponferrada
© 2011 Ayto. Ponferrada