Ayuntamiento de Ponferrada

miércoles 22 de noviembre de 2017
Ponferrada
Aquí se colocarán todas las noticias, artículos y trabajos de interés general.
martes 29 de junio de 2010
NI AVE NI ALTAS PRESTACIONES: MODIFICADO DE VÍA.
Cuando con motivo de la Expo sevillana del 92 empezó a circular la Alta Velocidad Española en etapa de pruebas (septiembre-octubre de 1991) algunos, de forma insensata, supusimos que el por entonces Presidente del Gobierno, Felipe González, estaba incurriendo en un error o fallo de cálculo. Sin embargo, ello no fue así y hoy en día el AVE hacia la región andaluza representa un éxito para la amplitud de miras y la inteligencia de estadista que, en algunos aspectos, es obligado reconocer al que salió elegido por entonces Secretario General del P.S.O.E. en el Congreso de Suresnes. Aún más, somos(gracias a ello) un referente internacional de buen hacer en esta infraestructura terrestre y en la tecnología en ella aplicada. El hecho es que “el tren veloz” relaciona de modo beneficioso y rentable a los madrileños, cordobeses y sevillanos y, desde hace poco, también a los malagueños.
 
La filosofía, a partir de casi la entrada de este nuevo siglo, de propuesta por la articulación de Europa se basa en el ferrocarril de Altas Prestaciones: más ecológico, rápido, rentable y eficiente que las vías de alta capacidad (Autovías, Autopistas,...) y más adaptado al transporte intermodal y al acceso a las áreas portuarias. No obstante, otra característica exclusiva del verdadero AVE (el destinado a pasajeros sin más) sería la necesidad de contar con unas bolsas importantes de población, sobre todo en los extremos de su itinerario. Es por ello que urge un replanteamiento de la configuración de la Alta Velocidad y el asumir ciertos fracasos que se atisban achacables a la poca capacidad del actual Jefe del Ejecutivo para comprender factores y fenómenos económicos que deberían ser contemplados a la hora de afrontar costosas inversiones duraderas y cuasi-definitivas (que abarcan un término de dos o tres generaciones).
 
El escaso bagaje que lleva atesorado el Gobierno en el ámbito de la previsión de impulso y planificación de cohesión social y cultural es, tristemente, tan decepcionante como la incongruencia de varios planteamientos. Y todo parte de un origen de “apaños” que no se han corregido convenientemente y cuya solución se nos antoja ahora imposible. Ya en el año 2000 los políticos que desempeñaban su función representativa en Madrid, y los gallegos también, defendían la forma más rápida de acceso desde la Meseta (por Zamora) y, ante tal desatino, siguieron manteniendo un discurso de esquizofrenia y absurdo.
 
Ahora es cuando lo que se vino advirtiendo se concreta en actitudes cobardes y cicateras como es el utilizar conceptos tan ambiguos como Altas Prestaciones, que son tan omnicomprensivos que por decir mucho no explican nada. La cuestión es que todo ya se patentiza como un “desastre” que no cabe esconder y que es más visible cada vez que se efectúan manifestaciones que están plagadas de contradicciones “de fondo”.
 
Vamos, pues, a analizar o ejemplificar casuísticamente algún considerando que evidencia la falsedad de lo que se dice con objeto de encubrir lo que es materialmente constatable. Así, lo lógico sería que el Tren de viajeros recorriera la línea Madrid-Segovia-Valladolid-Palencia-León-Ponferrada-Ourense por dos consideraciones totalmente comprensibles: interrelacionaría la cuarta parte de la población de Castilla y León entre sí y permitiría entonces a León ser el centro “neurálgico” de las comunicaciones del Noroeste peninsular, español como mínimo.
 
Resulta, por consiguiente, que la capital del antiguo Reino sólo vehicula el tráfico en su totalidad hacia Asturias y, más en concreto, hacia el triángulo Oviedo-Gijón-Avilés que no alcanza en absoluto el umbral del millón de habitantes. En este aspecto, se convertirá la ciudad leonesa en una copia de lo que representa Ourense para orientar o canalizar los movimientos de una buena masa de personas desde la costa atlántica gallega en dirección a la capital de España.
 
Ahora bien, tampoco nos creemos que las rimbombantes Altas Prestaciones (convoyes mixtos a velocidades aceptables) vayan a llegar a Ponferrada, pues es difícil que una infraestructura en una zona orográfica complicada se impulse cuando sólo serviría para prestar una mejora a una bolsa demográfica que se aleja con mucho de las cifras recomendadas (Astorga, Bembibre, Ponferrada, O Barco de Valedoras, A Rúa, Monforte de Lemos y Ourense). Nada que ver con el registro de más de un millón de residentes en torno a la zona de las Altas Prestaciones de la Y vasca, como dato más concluyente.
 
No ha de entenderse lo argumentado con una postura anti-AVE, sino todo lo contrario, y por tres razonamientos que deben primar por encima de otras excusas o disculpas: los bercianos no tienen por qué abonar los desfases ocasionados por otros con su falta de conocimientos técnicos o comerciales, al mismo tiempo que las promesas se han de materializar hasta en sus detalles más insignificantes al existir ya en estos momentos una demora irrecuperable y, además, la condena a la que aboca la inacción del Gobierno a manera de despoblación, eliminación de perspectivas de futuro y retraso en todos los sentidos para cualquier territorio español amplio (El Bierzo, Sur de Lugo y Este de Ourense) no es permisible nunca, habiéndose por consiguiente de reaccionar con el más justificado reproche, crítica mordaz y otra serie de medidas de repulsa social.
 

M.B.T.G.

Publicado por MARCELINO B. TABOADA GERBOLÉS a las 18:56

Insertar comentario
Si desea insertar comentarios en esta entrada del Blog, antes debe autenticarse en la parte superior derecha de esta página. Si por el contrario aún no se encuentra dado de alta, deberá registrarse previamente en el apartado alta de usuarios.
Si ha olvidado su contraseña, nosotros se la recordamos en el apartado ¿Ha olvidado tu contraseña?

Sobre este blog

Ayuntamiento de Ponferrada - Pza. del Ayuntamiento s/n - Telf. +34 987 446 600
Resolución óptima: 1024 x 768
Tecnología Proxia