Ayuntamiento de Ponferrada

sábado 25 de noviembre de 2017
Ponferrada
Información sobre la historia de Ponferrada en su relación con la comarca de El Bierzo.
RSS

  • sábado 3 de diciembre de 2011

    monasterio Carracedo



    ABUSOS DE LOS CONDES DE LEMOS EN LA REGIÓN DE EL BIERZO

    DURANTELA BAJA EDAD MEDIA,

    Por Xabier Lago Mestre.

    La intervención de los sucesivos condes de Lemos en la región de El Bierzo es muy desconocida entre la ciudadanía. Los condes de Lemos tienen cierto prestigio por razón de su presencia en diversos castillos, casos de Corullón, Valboa, Pena Ramiro, Cornatelo o Ponferrada. Incluso el ayuntamiento de Ponferrada ha creado una fundación cultural en honor del conde Pedro Álvarez Osorio.

    De ahí la necesidad de mostrar otra imagen de la presencia de los condes de Lemos en El Bierzo. En este caso nos referimos a la conflictividad provocada por esos grandes señores medievales. Dichos condes, durante la baja Edad Media, aprovecharon la mala coyuntura económica y política para ampliar su patrimonio territorial. La conflictividad afectó a todos los sectores sociales y tuvo diversas manifestaciones, lucha interseñorial (señores laicos, monasterio, obispados…), levantamiento irmandiño o guerras civiles por la sucesión en la Corona de Castilla.

    CONFLICTIVIDAD INTERSEÑORIAL CONTRA EL MONASTERIO DE CARRACEDO.


    El principal señor laico de El Bierzo fue el conde de Lemos y para mantener su hegemonía luchó contra el resto de señores de la región. Así aconteció con el monasterio de Carracedo. A título de ejemplo esclarecedor traemos el siguiente texto de este cenobio berciano, “experimentaron el Abad y Monges que el Conde de Lemus usurpó varias porciones de su terreno, introduciéndolas la Villa de Ponferrada en el suyo (…). Acreditó el Real Monasteriolas fuerzas que el Conde, la Villa, sus vecinos y moradores le hicieron entrando y ocupando sus términos, lugares y vasallos, llevando sus rentas, pechos y penas, poniendo Juez y Merino, usurpando su señorío, y jurisdicción, obligando a los del Real Monasterio a llevar piedra, arena y madera para sus fortalezas, y cavar al redor, poniendo y quitando Abad, y no queriendo obedecer, pegaban fuego, quemaban las imágenes, prendando a los Monges, porque executasen lo que mandaban, y causándoles otros agravios, destrozando los vecinos de Ponferrada los términos, y mojones del Monasterio, mudando y quitando y colocándolos donde querían, sin poderlo resistir, defender, ni contradecir, por el justo temor de ser presos, muertos, rescatados, alanceados, desterrados sus Religiosos, o no acabasen de perder los bienes destos. Fue en efecto época muy desgraciada, y sólo la real presencia pudo pacificar, y precaver las funestas consecuencias de la deslealtad del conde de Lemus (…)” (Memorial del pleito de la devesa del Fabeiro, entre el monasterio de Carracedo y la villa de Ponferrada).
    En esa relación de desmanes del conde de Lemos comprobamos como la villa señorial de Ponferrada sale beneficiada en la cuestión de la ampliación de sus términos territoriales. También se indica que el conde exigía serventías a los vasallos del monasterio. Las serventías consistías en la realización de trabajos manuales de balde a favor del señor, en este caso se concretaban en “llevar piedra, arena y madera para sus fortalezas y cavar al redor (…)”. El señor laico también se apropiaba, por razón de su fuerza coactiva, de “rentas, pechos y penas, poniendo juez y merino, usurpando su señorío y jurisdicción (…)” que pertenecían al poder propio del monasterio berciano.
    Durante una revuelta de vasallos contra el monasterio de Carracedo, por razón del excesivo cobro de tributos señoriales, “algunos vecinos de los dichos logares se han sustraído e sustrahen de pagar al dicho monasterio lo que asy le deven o son obligados a pagar por rason de los dichos privilegios e de la dicha costumbre antygua. E han fecho e fasen ligas e monipodios para no pagar (…)” (año 1497). Los labriegos alegan que “somos muy agravyados de dicho abad que nos haze pagar los quartos y quintos de lo que coxemos en las rroturas de los montes bravos e concejiles de los dichos lugares”. Porque esos tributos tiene un carácter nuevo y no antiguo, “una nueva ymposición la qual puso en toda la tierra e comarca siendo señor de ella el conde de Lemos” (1502). Los vasallos solicitan a los Reyes que se suprima esta nueva imposición al igual que ya se hizo en otros territorios, a saber, marquesado de Villafranca, tierra de Arganza, o monasterio de S. Pedro de Montes y Santo Andrés de Espiñareda.

    La falta de un poder real fuerte en la provincia de El Bierzo permitía al conde de Lemos imponer su peculiar interpretación del poder señorial. Esta dinámica defuerza y justicia señorial tuvo su contrapunto con la derrota del conde de Lemos en Ponferrada (1486) y la implantación real del corregimiento en la misma villa (1487).

    O Bierzo, diciembre de 2011.
    Publicado por xabier lago mestre a las 12:12
  • lunes 29 de agosto de 2011

    carracedo



    ANTECEDENTES DEL CORREGIMIENTO DE PONFERRADA,

    Por Xabier Lago Mestre.

    falaceibe@yahoo.esEste enlace se abrirá en una ventana emergente


    La creación del corregimiento de Ponferrada, por los Reyes Católicos, tuvo unos antecedentes que seguro que influyeron de manera clave en su formación. Seguidamente analizaremos una relación de acontecimientos históricos que pensamos que fueron determinantes a la hora de constituir dicho corregimiento ponferradino por parte de la Corona de Castilla.

    LA CONFLICTIVIDAD INTERSEÑORIAL.

    En la segunda mitad del siglo XV el noroeste peninsular sufre las duras consecuencias de la crisis económica. Los señores, nobleza, clero secular y regular, disputan tierras y vasallos entre ellos. A ello también contribuyen las sucesivas guerras civiles por la sucesión dinástica de la Corona de Castilla.


    En el caso concreto de la región de El Bierzo, el principal señor laico es el conde de Lemos que lucha por mantener su supremacía con las casas de Benavente (Los Barrios de Salas),Astorga (montañas hacia León) y Alba de Aliste (Tierra de Bembibre). Los monasterios también sufren las consecuencias del poderío del conde de Lemos. Así se constata en la documentación del cenobio de Carracedo, “experimentaron el Abad y Monges que el Conde de Lemus usurpó varias porciones de su terreno, introduciéndolas la Villa de Ponferrada en el suyo (…) Acreditó el Real Monasteriolas fuerzas que el Conde, la Villa, sus vecinos y moradores le hicieron entrando y ocupando sus términos, Lugares y vasallos, llevando sus rentas, pechos y penas, poniendo Juez y Merino, usurpando su señorío, y jurisdicción, obligando a los del Real Monasterio a llevar piedra, arena y madera para sus fortalezas, y cavar al redor, poniendo y quitando Abad, y no queriendo obedecer, pegaban fuego, quemaban las imágenes, prendando a los Monges, porque executasen lo que mandaban, y causándoles otros agravios, destrozando los vecinos de Ponferrada los términos, y mojones del Monasterio, mudando y quitando y colocándolos donde querían, sin poderlo resistir, defender, ni contradecir, por el justo temor de ser presos, muertos, rescatados, alanceados, desterrados sus Religiosos, o no acabasen de perder los bienes destos. Fue en efecto época muy desgraciada, y sólo la real presencia pudo pacificar, y precaver las funestas consecuencias de la deslealtad del conde de Lemus (…)” (Memorial del pleito de la Devesa del Fabeiro). Este texto no deja lugar a dudas respecto al poderío del conde de Lemos en la región berciana y de sus correspondientes métodos coercitivos.

    EL LEVANTAMIENTO POPULAR IRMANDIÑO (1467-1468).

    Ante la crisis social y económica generalizada los vasallos (labregos, burgueses, fidalgos e baixa nobreza) terminaron por levantarse contra sus señores. Las revueltas irmandiñas también tuvieron presencia activa en los lindeiros del Reino de Galiza, casos de Seabra y O Bierzo. En este último caso, la persecución del conde de Lemos trajo a los irmandiños hasta las murallas de los castillos de Cornatelo, Pena Ramiro, Sarracín, Corullón y Ponferrada.

    Ante el ataque irmandiño el conde de Lemos procuró la ayuda exterior, de la Hermandad de Castilla. Tanto el conde de Lemos como la Santa Hermandad de Castilla y León intentaron desactivar la revolución antiseñorial irmandiña porque amenazaba sus intereses con la aplicación de la justicia popular. Carlos Barros recolle que vecinos de Ponferrada, Vilafranca y Cacabelos conspiran con el conde de Lemos, entre febrero y marzo de 1468,ante la dicha Hermandad “para tratar organizar la contrarrevuelta contra los irmandiños”. Así pues, el conde encuentra apoyo en algunas villas bercianas, posiblemente entre sus regidores, pero los labregos explotados y cierta baja nobleza está con los irmandiños como luego veremos. O historiador gallego indica que el conde estaba “doente pola escisión pro-galega do Bierzo, coa intención de facilitar un recrutamento de xente que lle permitise recobrar o poderfeudal, primeiro no Bierzo e despois en Galicia, que non lograría até un ano despois, mediante una contraofensiva coordinada coa alta nobreza galega” (“Os irmandiños da Terra de Lemos”).

    Los bercianos formaron parte activa del movimiento irmandiño. Sabemos que el conde de Lemos encarceló al escudero Alvar Sánchez, que poseía la tierra de Arganza, por apoyar a los irmandiños y participar en el cerco de Ponferrada, “e lo metieron en el castillo, en el suétano. E yasió allí fasta un mes”. Un testigo declara “que quando lo sacaron para lo asaetar, lo pregonaban deziendo que veniesen a ver la justicia que mandava fazer el conde a aquel onbre que fuera su criado e fuera contra el”.

    UNIDAD JURISDICIONAL Y POLICIAL ENTRE GALICIA Y EL BIERZO.

    Los Reyes Católicos estaban muy preocupados por el control del reino de Galicia. Dentro de esta dinámica incluimos el envío de oficiales reales para pacificar el noroeste peninsular. Mediante provisión de 7 de octubre de 1480, se ordena que sus más importantes oficiales en este reino, a saber, el capitán y Justicia Maior , Hernando de Acuña, yAlcalde Mayor, el licenciado Chinchilla, amplíen su jurisdicción a O Bierzo. Así leemos queestos dos oficiales “tengan por mi y en mi nombre, quanto mi merçed e voluntad fuere, la justicia e jurisdiçión çebil e criminal desas dichas villas y lugares (do Bierzo e Balcarçe) según e por la forma e manera que lo tienen en el dicho reino de Galizia (…)”. Esta orden real es tan directa y tajante que no se permite incumplimento ni retraso ni recurso, “sin otra larga ni tardança ni escusa alguna, e sin sobrello me requerir e consultar (…)”. Este documento de la Corona insta a los bercianos a recibir los dichos altos oficialesreales o sus delegados, “los dexedes e consintadeslibremente usar de los dichos ofiçios por si e por sus oficiales e lugartenientes, que es nuestra merçed que en los dichos ofiçios puedan poner y pongan, a los quales puedan quitar e amover, e poner e surrogar otro o otros en su lugar (…)”.

    Incluso tres años después, en 1483, el rey Fernando el Católico insta a los titulares de los altos cargos policiales, Justicia Mayor y Alcalde Mayor, a que vuelvan a Galiza a causa de los nuevos disturbios en el reino, y por eso se les conceden los poderes de la anterior provisión real de agosto de 1480. El nombramiento de nuevos titulares de esos cargos judiciales en Galicia, Diego López de Haro y Sancho García de Espinar, respectivamente, en marzo de 1484, insiste en la extensión territorial de esa justicia real “de qualesquier ciudad, e villa, e logares, e cotos, e feligresyas, con el Bierço (…)”. Otra vez comprobamos como hay una unidad jurisdiccional y policial entre Galiza y O Bierzo. Esta documentación constata el reconocimiento real de la diferenciación territorial entre ambos territorios vecinos.


    O Bierzo, agosto de 2011.

    Publicado por xabier lago mestre a las 17:36
  • viernes 3 de junio de 2011

    mapa

     LA PROVINCIA DE EL BIERZO DURANTE LAS GUERRAS NAPOLEÓNICAS (1ª PARTE),

    Por Xabier Lago Mestre.

    En artículos anteriores hemos visto la incidencia de la llamada de la Provincia de El Bierzo en otros períodos históricos. Nuestra Provincia tuvo un importante protagonismo durante la Invasión de los ejércitos napoleónicos. Recordemos que, debido a la ocupación del resto de ciudades del reino, casos de León, Astorga, Benavente, Zamora y demás,  El Bierzo gozó de períodos de cierta autonomía (Juntas locales, Junta del Reino…) y capacidad de resistencia (acantonamiento del ejército gallego, aislamiento montañoso…) frente a los ejércitos franceses.

    AÑO DE 1808.

    La Junta del Reino de León organizó en 4 zonas el territorio a efectos del reclutamiento: 1ª partido de El Bierzo, 2ª León, Oteros, Arguellos, valles del Torío, Bernesga y demás, 3ª campos, tierra de Cea, Guardo y Saldaña, 4ª Astorga, la Bañeza, Cabrera y otros agregados. Tomás Sánchez es nombrado comandante de la División de Voluntarios de El Bierzo, para reclutar y organizar la provincia berciana, “La Junta General de Gobierno en quien reside la Soberanía de la Provincia de León, a consecuencia de la propuesta hecha por el Sr. Don Manuel Castañón, Comandante General de su Ejército y Gobernador Militar de ella, y cerciorada de la aptitud y circunstancia que concurren en Vm. ha venido en nombrarle Comandante de División del Ejército, y especial del Cuerpo que ha de organizar en el departamento de Ponferrada, que comprende todos los Pueblos conocidos bajo el nombre de la Provincia del Bierzo (…)” (1808) (AGMS).

    El marqués de La Romana deja la 4ª División de su Ejército de la Izquierda en la provincia de El Bierzo y en los puertos de Foncebadón y Manzanal, al mando del Tte. Gral. Juan José García (30 de enero).

    El Parte de Guerra de Juan José García, Jefe de la 4ª División del Ejército gallego en El Bierzo, a la Junta Superior de Galicia indica que, a instancia de de su presidente, José de Baeza, ha mandado prender a los vocales de la Junta de León, Manuel de Villapadierna, Mauricio Cabañas y Félix González Mérida (3 de marzo de 1808). 

    En junio de 1808 había tres Juntas locales en la provincia de El Bierzo. Arsenio García Fuertes nos indica que las Juntas de Ponferrada y Villafranca estaban dirigidas por Lope Benito de Ron y el corregidor Juan Antonio Tallo Ponce, respectivamente, siendo la tercera la de Cacabelos.

    El 27 de julio el Batallón literario formado por estudiantes universitarios de Santiago acantonado en Vilafranca de El Bierzo, mientras el cuartel general del ejército gallego se establece en Manzanal.  

    Carta de Antonio Valdés, Pte. de la Junta de León al General Cuesta, el 28 de julio de 1808, en la que le informa de la organización militar que realizan. “La Junta General del Reyno en sus primeros movimientos se apresuró al nombramiento de un Comandante General de su Ejército, de Comandantes de División y más oficiales subalternos, buscando cuidadosamente entre los que la Provincia los de más probidad, talento Militar y Patriotismo, y desde luego se presentó a sus ojos entre otros, acordado de estas circunstancias con ventaja don Tomás Sánchez, y se le nombró Comandante General de División, con especial aplicación al Departamento del partido del Bierzo, y encargado de que fuese a organizar el Cuerpo que deberían formar aquellos Pueblos (…)”. Sin embargo, Las Juntas de Villafranca y Ponferrada apostaban por su propio candidato, Leandro Osorio Quindós, de San Juan de la Mata.

    La Junta local de Ponferrada decide crear un 5º regimiento, el 10 de agosto de 1808, “La Junta de Gobierno, Armamento y Defensa de esta Villa de Ponferrada, capital de su Partido y Provincia del Bierzo: hace saber a las Justicias de los Pueblos, como orden del Mayor General del Exército del Reyno de León, se mandan reunir  todos los mozos alistados del Partido para formar un cuerpo  con el Título Voluntarios del Bierzo, y para que tenga efecto acordó la Junta que se verifique su presencia en esta Villa, la mañana del jueves 15 del corriente sin falta alguna”.

    El Plan de Arreglo y Formación de Regimientos, que fija la Junta de León, determina que “se formarán cinco regimientos con todos los alistados de esta Provincia, incluyendo los del Partido del Vierzo, cada Regimiento constará de dos Batallones, y cada Batallón de quatro compañías de fusileros, y una de tiradores escopeteros (…)”.

    En la villa de Ponferrada hay conciencia de la necesidad de crear un cuerpo militar para la defensa de la Provincia de El Bierzo. “La Junta de Gobierno, armamento y Defensa de esta Villa de Ponferrada, Capital del Partido y Provincia del Bierzo: Hace saber a las Justicias de los Pueblos, como por Orden del mayor General del Exército del Reino de León, se mandan reunir todos los mozos alistados del Partido para formar un cuerpo con el título de Voluntarios del Bierzo, y para que tenga efecto, acordó la Junta que se verifique su presentación en esta Villa (…)”, (9 de septiembre de 1808).

    Decreto del General Cuesta, de 29 de agosto y 8 de septiembre, que con el apoyo del Ayuntamiento de León y la Junta de Astorga, determinaban la ilegalidad de las actuaciones de la Junta del Reino en Ponferrada, por incompetencia “y de abuso de poder al fusionarse con la de Galicia, pasando a considerarla como otra Junta subalterna provincial; es decir, Junta de Armamento y Defensa, prohibiendo la comunicación de todas las Juntas con ella bajo pena de traición y deteniendo además al presidente Antonio Valdés y a otros junteros” (según Miguel J. García).

    Por escrito de 20 de octubre, “la Junta de Gobierno, Armamento y defensa de la Villa de Ponferrada, Capital de la Provincia del Bierzo” reconoce la Junta Central. Firman el corregidor de Ponferrada, Lope Benito de Ron, como Pte. Francisco de Castro, Delegado, siendo su secretario Josep Fernández Baeza.

    AÑO DE 1809.

                    Napoleón en una carta al Ministro de la Guerra, Henry Clarke, indica que “el gral. Colbert ha muerto en un pequeño combate de retaguardia contra los ingleses, como veréis en el boletín 3000 escoceses que querían defender las gargantas de Pieros, cerca de Villafranca, en Galicia, para dar tiempo a que pasaran muchos por allí, han sido derrotados (…)” (4 de enero de 18099.

                    De enero a marzo de 1809, la Provincia de El Bierzo sufre la ocupación francesa lo que provoca la huida de los bercianos a las montañas. Los ejércitos invasores se instalan en el castillo de Vilafranca y en el convento de las Concepcionistas de Ponferrada. En esta villa ocupa el cargo de corregidor, el Sr. Ramón Gago, a la vez que hay resistencia a cumplir con las demandas de suministros del ejército ocupante.

                    El 21 de marzo reaparece la Junta de Gobierno, Armamento  y Defensa de la villa de Ponferrada y su provincia de El Bierzo, mientras que el marqués de la Romana sustituye al corregidor interino Ramón Gago.  

                    Ante las revueltas populares contra el ejército ocupante, el Gobernador militar francés en Astorga escribe al corregidor ponferradino para que restablezca el orden social, “procure V. a volver a establecer la tranquilidad de todos los habitantes del Vierzo (…). Dígales V. que no deben considerar los franceses como enemigos sino como verdaderos amigos. Su país Señor Corregidor será a menudo perseguido por las tropas francesas que esto no deben extrañarlo los habitantes, que queden tranquilos en sus casas, u no escuchen más voves del Señor de La Romana y menos las de sus partidarios, esto obscurece el interés del pueblo (…). Haga V. Señor Corregidor que los habitantes del Vierzo no se entretengan más de la guerra, i si solo actualmente se dan trabajos e industrias ordinarias, es el mayor servicio al que V. puede dar a S. M. Católica i a los habitantes, llámelos V. en sus hogares todos aquellos que se hallan ausentes, y de V. conocimiento de esta mi carta a los curas y alcaldes de estos circuitos, (…)” (9 de abril de 1809).

    El Marqués de La Romana nombra al general Juan José García Velasco, comandante de la IV División del ejército acantonado en El Bierzo, y a al orensano Manuel Antonio Novoa, corregidor de Ponferrada y su Provincia del Vierzo (23 de agosto de 1809).

    El Ayuntamiento de Ponferrada pide el indulto en el pago de las contribuciones, “decadencia del pueblo agobiado con los continuos alojamientos, requisas de pan, carne (…). La Villa aniquilada con los (impuestos) ordinarios y extraordinarios que sufría en tiempos de paz por lo que muchos vecinos se hallan en gran parte resueltos a abandonar sus hogares, sucediendo lo mismo en todo el Partido del Vierzo repetidas veces saqueado e incendiado a que se ha agregado muchos asesinatos (…)” (27 de octubre).

    El 13 de noviembre de 1809, el corregidor de Ponferrada, Sr. Novoa, convoca a los diputados de las jurisdicciones de la Provincia de El Bierzo, para tratar asuntos económicos. Entre ellos procura el aumento de los ingresos mediante la enajenación de los bienes del Santuario de La Peña y de los monasterios de S. Pedro de Montes y Carracedo. Según informa el historiador, Miguel J. García González, la Junta del Reino reacciona negativamente ante la anterior convocatoria, y llama a los diputados de El Bierzo, en esta ocasión por pueblos no por jurisdicciones, a su propia asamblea en Villafranca, ordenando el establecimiento de un hospital militar en el convento de S. Agustín de Ponferrada, ante las protestas del ayuntamiento de la capital berciana, que apostaba por el monasterio de Carracedo como sede hospitalaria.

    O Bierzo, junio de 2011.

    www.obierzoceibe.blogspot.comEste enlace se abrirá en una ventana emergente

     

    Publicado por xabier lago mestre a las 11:41
  • viernes 8 de abril de 2011

    Provincia de Villafranca de El Bierzo.

    LA PROVINCIA DE VILLAFRANCA DE EL BIERZO EN SU 190 ANIVERSARIO,

    Por Xabier Lago Mestre.

    En este año 2011 volvemos a celebrar un nuevo aniversario de la creación de la Provincia de Villafranca de El Bierzo.  Se trata del 190 aniversario desde la aprobación parlamentaria de la dicha provincia. Los bercianos y las bercianas no podemos dejar pasar de largo esta conmemoración institucional. Y en este sentido será de nuevo el bercianismo político quien tome el protagonismo por razones obvias, ante la dejadez de las instituciones públicas (Consejo de El Bierzo, ayuntamientos, Diputación leonesa…). Con este escrito tratamos de hacer nuestro peculiar homenaje a la institución provincial liberal. Recuperamos así la datación debida del proceso político que llevó a la aprobación definitiva de la provincia de Villafranca.

    AÑO DE 1821.

     

    -24 de enero de 1821, carta de Joaquín Baeza, hijo del Presidente de la Junta de León durante la guerra napoleónica, en la que ofrece sus servicios al Ayuntamiento ponferradino para alcanzar la capitalidad de la nueva provincia berciana.

    -Los concellos gallegos de la antigua meridad de Aguiar pidieron su inclusión en Ourense, A Veiga de Cascallana, Robledo, O Porto e O Real, Barrio e Castelo y Leria (13 de abril de 1821).

    -En Comisión de Cortes el  Sr. Sierra y Pambley, con el resto de diputados leoneses, defendieron el mantenimiento de Laciana en la provincia leonesa, “si bien no les es muy fácil bajar a la capital de León, les es absolutamente imposible ir a la de la nueva provincia del Vierzo porque median por esta parte montañas y caminos inaccesibles (…)” (Diputación de León, Actas, 16 de junio de 1821).

    -Algunos diputados, F. Sierra Pambley, A. Valcarce, J. M. Couto y J. Subercase, defendieron la denominación histórica de El Bierzo ante la Comisión, “pero habiendo sido siempre conocido el distrito de que se forma por el uso y común (aceptación) de los pueblos con el nombre de Provincia del Vierzo desde tiempo inmemorial, desearían se le continuase (…)” (Diputación Provincial de León, junio de 1821).

    -9 de agosto de 1821, la villa de Ponferrada busca el apoyo del diputado Felipe Sierra Pambley, para conseguir la capitalidad de la futura provincia de El Bierzo.

    -5 de septiembre de 1821, Villafranca contacta con los diputados Manuel Goyanes Balboa y Diego Muñoz Torrero para que apoyen su candidatura a ser capital provincial.

    -Incluso se tienen en cuenta las difíciles condiciones climáticas que soporta O Bierzo en invierno, “se ha formado, con el valle de Valdeorras, la de Ponferrada, que aunque pequeña, necesaria por hallarse el país que lo compone todo cerrado, con puertos intransitables mucha parte del año, conformidad de costumbres y producciones (…)” (Propuesta de Ley que el Rey hace a las Cortes sobre la división territorial de la Península, 1821).

    -Septiembre de 1821, se constituye la Comisión de Cortes para tratar la división provincial. Se decide constituir la provincia de El Bierzo y se debate sobre la capitalidad.

    -Informe que presenta el ayuntamiento de Villafranca para fundamentar su derecho a ser capital de la nueva provincia de El Bierzo (27 de septiembre de 1821).

    -30 de septiembre, la villa de Ponferrada presenta sus alegaciones en Cortes. 

    -En Comisión el diputado Subercase alega razones a favor de Villafranca “mucho mayores sin comparación los vínculos de amistad, parentesco e intereses que unen a los de Valdeorras con Villafranca que con Ponferrada (DSC.  15 de octubre de 1821).

    -El diputado en Cortes, Mariano Villa, reclama la existencia de provincias pequeñas en las zonas de montaña, “para que las provincias situadas sobre un terreno estéril y escabroso consigan alguna comodidad, es necesario dejarlas reducidas a menor población, como sucede a la del Vierzo, situada entre montañas de primer orden” (DSC. 1 de octubre de 1821).

    -El diputado gallego, Sr. Xosé Moscoso, afirmó en Comisión que “un gallego, por más que se le diga que pertenece de ahora en adelante a la provincia del Vierzo, siempre será gallego, pues lo que principalmente distingue las  provincias es el dialecto que se habla en cada una de ellas” (DSC. 2 de octubre de 1821).

    -Se alega a favor de la provincia berciana, según Diego Clemencín, que “se halla rodeada de montañas que la aíslan y naturalmente la constituyen en un estado de provincia. Gran parte de los habitantes viven muchos meses del año como en un mundo aparte, y no sería justo abandonarlos, olvidar su comodidad y privarles de los medios de gobernarse en su mismo circuito (…)” (DSC. 2 de octubre de 1821).

    -El reino de Galiza desaparece como tal, su división interna tradicional queda reducida a cuatro provincias, y sus límites son modificados pues las comarcas de Os Oscos y Eonaviega pasan a Lugo, O Padornelo del partido de Sanabria se incorpora a Ourense y Valdeorras queda para la Provincia de O Bierzo. La justificación de esta última agregación la tenemos en las palabras del Sr. Clemencín en la Comisión, “porque sobraba población para la formación de las provincias de Galicia y faltaba para la del Bierzo (…)” (DSC. 2 de octubre de 1821).

    -Entre los opositores a la creación de la provincia berciana se encuentra Javier de Burgos quien propone “establecer un gobierno político subalterno en Astorga, y si se quería absolutamente trasladarlo al Vierzo, ponerlo en Ponferrada, que tiene indudablemente mejor situación que Villafranca (…)” (4 de octubre de 1821).

    -16 de octubre de 1821, la Gaceta de Madrid publica la relación de provincias de España aprobada por las Cortes, entre ellas la Provincia del Vierzo, con su capital Villafranca.

    AÑO DE 1822.

     

    -27 de enero de 1822, Decreto de las Cortes que fija las 52 provincias del estado, entre ellas la de Villafranca del Bierzo.

    -El 10 de marzo se nombra al Jefe político de la provincia berciana, el ourensano Juan de Zárate y Murga.

    -21 de marzo, la Diputación leonesa sigue convocando a los diputados bercianos a sus sesiones, a pesar de que ya existe la Diputación berciana. Razón por la cual el diputado por Bembibre, Francisco Monasterio, indica que “había sido convocado con igual fecha por el Gefe Político de Villafranca y que no sabía donde había de asistir”.

    -9 de abril de 1822, toma de posesión del Jefe político de la provincia de Villafranca de El Bierzo.

    -5 de mayo de 1822, se establece la Diputación berciana en Villafranca.

    -3 de agosto, se eligen los jurados de la provincia de Villafranca y como fiscal al abogado José Fenández Carús.

    -21 de agosto, ante la grave crisis financiera y política es nombrado nuevo Jefe político de nuestra provincia el coronel Carlos de Villapadierna.

    -31 de agosto de 1822, las diputaciones de León e Orense establecen una comisión para fijar la delimitación entre dichas provincias con la nueva de Villafranca de El Bierzo.

    -4 de septiembre, el Jefe político publica bando ordenando el cierre de tabernas y la patrulla de las calles para evitar desórdenes públicos. La Orden de 17 de noviembre prorroga esta medida de orden público.

    AÑO DE 1823.

     

    -7 de abril, el ejército francés de los Cien mil hijos de S. Luis invade España.

    -Desde 16 de abril nuestra región se encuentra en estado de guerra.

    -El 4 de mayo se nombra comandante militar de la provincia berciana a Francisco Colombo.

    -4 de julio, retirada de El Bierzo del ejército constitucional del general Morillo que se dirige a Lugo. Huyen con estas tropas militares el Jefe político de la provincia y los diputados provinciales. En la misma fecha, la partida realista de Manuel Álvarez Escarpizo ocupa Ponferrada y el capitán Andrés Narváez hace lo mismo con Villafranca, con el apoyo de las tropas francesas del general francés Hubert.

    -1 de octubre de 1823 el rey Fernando VII firma el Decreto que declara “nulos y sin ningún valor todos los actos del Gobierno llamado constitucional”. Así pues desde este día queda suprimida la provincia liberal de Villafranca del Bierzo, y se restablece la anterior provincia de El Bierzo, vigente durante todo el Antiguo Régimen.

     

    BIBLIOGRAFÍA.

    -Emilio Barcia: “El Bierzo durante el siglo XIX: Fernando VII, Absolutistas y Liberales”, periódico Aquiana de Ponferrada.

    -Miguel J. García González:“La provincia de El Bierzo”, en Historia de El Bierzo, edita Diario de León e IEB.

    O Bierzo, abril de 2011.

    www.obierzoceibe.blogspot.com

    Publicado por xabier lago mestre a las 11:39
  • viernes 11 de febrero de 2011

    LA FUNDACIÓN AMERICANA DE SANTIAGO DE EL VIERZO (2ª PARTE),

    por Xabier Lago Mestre.

    Santiago de El Vierzo

    EXPLORACIÓN Y FUNDACIÓN DE SANTIAGO DEL VIERZO.

    La ciudad de Cuzco era el centro de operaciones descubridoras hacia Los Andes. En las tierras altas, según la tradición indígena, se encontraba el reino de Gran Paititi. Territorio de riquezas sin fin semejantes a renombrado El Dorado. Pedro de Candía fue el primero que intentó el asalto al Alto Madre de Dios, provincia de Opatari. Posteriormente sería nuestro Juan Álvarez Maldonado quien emprendería la exploración de esas míticas tierras en agosto de 1567. Saliendo de Cuzco, continuó por el curso del Pilcopata, y en la confluencia de este con los ríos Tono y Piñi, fundó la población de Santiago del Vierzo (diciembre de 1567), en tierras del pueblo Mojos. En su avance al interior continental, constituyó el puerto de Buenavista, ya sobre el río Madre de Dios, donde construyó unastillero para fabricar barcas y asi remontar el río principal y explorar la región. En los llanos de Toromona, desembocadura del río Beni, hizo nuevas exploraciones. El 20 de mayo de 1568 pasó la confluencia del río Manu en el gran río Madre de Dios, por su margen izquierda, e hizo puerto en Capinare, donde hizo alianza de amistad con el cacique local. Juan Álvarez Maldonado pretendía hacer asentamiento en la provincia de los Toromona.

    Pero en la ciudad de Cuzco había más españoles esperando su turno para realizar exploraciones en los Andes, en busca de riquezas y fama. El inquieto Gómez Tordoya pidió licencia al virrey para entrar en la región andina, pero le fue denegada. Mientras que Juan Álvarez Maldonado, seis años más tarde, sí se le otorgó licencia real de exploración. Todo esto favoreció la rebelión de Gómez Tordoya, el cual salió en dirección a la provincia de Chuncho, e incluso hizo campamento en tierras del pueblo Ymarama. La consecuencia inmediata fue el enfrentamiento con el capitán Manuel Descobar, subordinado de Juan Álvarez Maldonado, y el dicho Gómez Tordoya. La guerra entre los españoles favoreció la rebelión indígena, de caciques de Toromona, Caranpuje, Calipa y Marupa.

    Ante la grave situación de rebelión generalizada, entre españoles y de los indígenas contra los españoles, el propio Juan Álvarez Maldonado sale de Cuzco en ayuda de su capitán Manuel Descobar (13 de noviembre de 1568). Desde el puerto de Buenavista, Juan Álvarez pide ayuda al cacique Tarano, pero son hostigados por los pueblos Cavanana, lo que les obliga a dejar la tierra de los Aravano. Los indios Chuncos matan a Gómez de Tordoya, el capitán Descobar desaparece, y Juan Álvarez Maldonado es hecho prisionero, para luego ser dejado en libertad e la zona de Callahuaya, desde donde vuelve a Cuzco derrotado. El resultado final es la pérdida de las tierras conquistadas ante la fuerte presión de la rebelión indígena. Las diversas fundaciones de poblaciones españolas, caso de Santiago del Vierzo, pueden considerarse destruídas.

    OTRAS EXPLORACIONES Y RELATOS.

    Juan Álvarez Maldonado llegó a realizar tres exploraciones. La primera, durante los años 1567 a 1569, en que funda Santiago del Vierzo. La segunda en 1572, en el territorio del gran río Madre de Dios, mientras que el año anterior tuvo que sofocar la rebelión de Tupac Amaru Inca. La última exploración es en 1587, en que funda San Miguel de Apolobamba, en tierras del pueblo Aguachiles.

    El propio Juan Álvarez Maldonado tuvo tiempo de relatar sus andanzas descubridoras en “Información de méritos y servicios… titulado descubridor de Nueva Andalucía, Chunchos, Mojos y Paititi, acompañada de una relación de su descubrimiento (1570 -1629)”. Como vemos, retrasa las fechas de sus descubrimientos a 1570, cuando la fundación de Santiago del Vierzo se produjo en 1567. La razón de este peculiar ocultamiento quizás seael fracaso de la fundación berciana, ya que no llegó a consolidarse, como tantas otras que corrieron suerte semejante para los intereses españoles. Pero don Luís Ulloa si recoge la referencia a sus primeras exploraciones, en su “Relación de la Jornada y descubrimiento del rio Manú (hoy Madre de Dios) por Juan Álvarez Maldonado en 1567”, Sevilla, Imprenta C. Salas (1899), 53 páginas. Además, una “Exposición de la república del Perú presentada al Excmo. Gobierno Argentino en el juicio (entre Bolivia y Perú)”, 2009, 320 páginas, indica que “no aludimos, por cierto, a las expediciones y descubrimientos del siglo XVI, cuyos recuerdos se habían borrado por completo en la época en que se expidió la Recopilación de Indias. Del propio modo que nadie se acordaba en este tiempo de Juan Álvarez Maldonado, ni se sabía nada de la existencia del río Madre de Dios (…)” (página 106). Incluso seguimos leyendo que “en estos mapas se percibe que la hidrografía de Álvarez Maldonado está ya olvidada: el Madre de Dios y el Beni afluyen directamente al Amazonas (…)” (página 263).

    EVOLUCIÓN HISTÓRICA DEL TERRITORIO.

    Los estados de Bolivia y Perú han disputado históricamente por este territorio andino. El Departamento boliviano de La Paz tiene las provincias de Larecaja y Franz Tamayo. El corregimiento de Apolobamba se reúne con Larecaja en 1773. La provincia de Franz Tamayo, tiene como capital Apolo. Recordemos que Juan Álvarez Maldonado fundó San Miguel de Apolobamba (también desaparecida), el 29 de septiembre de 1587, en la región de Aguachiles, a 150 Kilómetros de Apolo. Apolobamba, pertenecía a la provincia del pueblo de los Chunchos. Por la otra parte, en el estado del Perú existe el departamento de Madre de Dios, el cual está formado por 3 provincias: Manu, Tambopata y Tahuamanu, que recuerdan a los ríos Madre de Dios, Pilcopata y Manu, explorados por Juan Álvarez Maldonado.

    BIBLIOGRAFÍA.

    -VARGAS UGARTE, Rubén y Guerra, Margarita (1966), Historia General del Perú: Virreinato 1551-1596.

    -SOUX, María Luisa (1991), Apolobamba, Caupolicán, Franza Tamayo:Historia de una región paceña, Bolivia.

    -MAURTUA, Victor Manuel (1906), Juicio de límites entre Perú y Bolivia: prueba peruana, volumen 6, Imprenta Henrich y Comp.

    -SANTOS GRANERO, Fernando, Etnohistoria de la Alta Amazonía.

    O Bierzo, xaneiro de 2011.

    Publicado por xabier lago mestre a las 8:40
20 resultados
Páginas: 1 2 3 4 Siguiente

Sobre este blog

Etiquetas del blog

Ayuntamiento de Ponferrada - Pza. del Ayuntamiento s/n - Telf. +34 987 446 600
Resolución óptima: 1024 x 768
Tecnología Proxia